Tratamiento para lesiones deportivas

Tanto jóvenes, como adultos, profesionales y aficionados, practicamos deporte a diario por lo que la estamos expuestos a sufrir cualquier daño o lesión, ya que la mayoría de las lesiones son atribuidas a la práctica deportiva.

El tratamiento inicial para la mayoría de las lesiones deportivas es el RHCE (Reposo, hielo, compresión y elevación).

El frio produce un buen efecto analgésico, disminuye el flujo sanguíneo al área afectada más rápidamente que cualquier otra modalidad. El frío, debe aplicarse inmediatamente después de haber sufrido una lesión (esguinces, lesiones de rodilla, golpes, fracturas, etc…). Muchos atletas también se ponen hielo en las articulaciones después de haber entrenado duro o participado en una competición con el fin de acelerar la recuperación.

La aplicación de calor mejora el dolor muscular, disminuye el entumecimiento y mejora la flexibilidad. Es útil para calmar dolores musculares, tirones, espasmos, para preparar los músculos antes de realizar ejercicios de rehabilitación, etc.

El uso típico incluye aplicaciones cada hora de 10 - 15 minutos de duración.

Son el sustitutivo ideal de las bolsas de hielo, se activa fácilmente en el momento y lugar que desee, obteniendo frío sin goteos ni mojaduras.

Son fáciles de transportar y apenas ocupan espacio como un elemento más de la bolsa de deporte.


PayPal